Reestructuraciones empresariales

 

Análisis del cumplimiento de las formalidades requeridas por el parágrafo 3 del artículo 260-3 del Estatuto Tributario el cual define como reestructuración empresarial la redistribución de funciones, activos o riesgos que llevan a cabo las empresas nacionales a sus vinculadas en el exterior. Para lo cual el contribuyente debe tener una retribución en acatamiento del principio de plena competencia.

Por su parte el numeral 9.1 de las Directrices de la OCDE de 2010 señala que una reestructuración empresarial se define como la redistribución transnacional de funciones, activos o riesgos que llevan a cabo las empresas multinacionales. Las reestructuraciones de empresas pueden implicar la transferencia internacional de activos intangibles valiosos, aunque no tiene que ocurrir siempre así. Puede implicar también la finalización o la renegociación sustancial de acuerdos preexistentes. Las reestructuraciones empresariales consisten principalmente en la redistribución interna de funciones, activos y riesgos en el seno de una multinacional, aunque las relaciones de la multinacional con terceros (por ejemplo, proveedores, subcontratistas, clientes) también puede ser una razón para la reestructuración o quedar afectadas por ella.

© 2004 - 2020 por Strible Internacional E.U y César A. León Valdés

  • Facebook B&W
  • Twitter B&W
  • Instagram B&W